• Urge COPARMEX fortalecimiento del Estado de Derecho con la operación efectiva del Sistema Nacional Anticorrupción

La corrupción en México afecta gravemente al sector empresarial, ya que le cuesta a cada negocio un promedio de 12 mil pesos anuales, recursos que se destinan para agilizar trámites, evitar multas u obtener permisos.

Lo anterior lo dio a conocer la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) en su mensaje semanal “Señal Coparmex”,  que sostiene que en México los retos más apremiantes tienen que ver con el fortalecimiento del Estado de Derecho, a través de la erradicación de la corrupción y el combate a la impunidad, por lo que este tema es un gran pendiente en las reformas estructurales del país.

En este sentido, para el organismo patronal, la ruta de acción es clara: acelerar el paso y completar lo antes posible la operación plena de los Sistemas Locales Anticorrupción, preservándose el objetivo de lograr su independencia de los Gobiernos Estatales.

Según la evaluación del proceso de esta integración, al mes de febrero en muchos estados persisten deficiencias estructurales y presupuestales.

La estructura operativa sólo se ha satisfecho plenamente en once estados, mientras que las reformas normativas sólo han procedido completamente en diez. La mitad de los estados no han asignado presupuesto, como es el caso de Chihuahua, lo cual impide cualquier avance en la materia.

“Los empresarios reconocemos la trascendencia de las Reformas Estructurales, pero en materia de  combate a la corrupción y a la impunidad no vemos avances contundentes. Lo que planteamos en la COPARMEX es que un papel fundamental es el avance en el Sistema Nacional Anticorrupción, pero es claro que el compromiso de la clase política aquí se ha encontrado limitado” señaló Gustavo de Hoyos, presidente de COPARMEX Nacional.

Según la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas del INEGI, el fenómeno de la corrupción cuesta mil 612 millones de pesos anuales, lo que significa un promedio de 12 mil 243 pesos por negocio, y los principales motivaciones de las empresas para incurrir en actos de corrupción tienen que ver con facilitar el cumplimiento de las regulaciones.

El estudio señala que son 131 mil 654 unidades económicas afectadas por la corrupción, aunque la cifra puede ser mayor, al igual que el costo.

“El costo de la corrupción es mayor si consideramos que estos actos inhiben la inversión en el país, como se afirma en el Reporte de Competitividad Global publicado por el Foro Económico Mundial, donde determinan que la corrupción es el factor más problemático para hacer negocios en México”, explicó el Presidente del sindicato patronal.

Agregó que vivimos en un país donde 50% de los encuestados reporta haber tenido que pagar algún soborno a algún servidor público, porcentaje por arriba del promedio de América Latina.