• Actualmente este centro recibe a 450 niños y niñas a quienes se les realiza un seguimiento médico desde recién nacidos hasta los 6 años.
  • El CMN investiga mutaciones genéticas que predisponen a los niños con Síndrome de Down a presentar leucemia en edad posterior.

El Centro Médico Nacional (CMN) “20 de Noviembre” del ISSSTE, brinda atención médica integral a 450 niñas y niños derechohabientes procedentes de toda la República Mexicana con Síndrome de Down.

Respecto a la atención proporcionada, Yuritzi Santillán Hernández, genetista adscrita al Servicio de Genética Médica del CMN, dijo que reciben a los menores desde el primer mes de nacidos hasta los 6 años. Explicó que durante la primera consulta los padres reciben toda la asesoría para comprender el padecimiento de sus hijos, así como la importancia de que reciban terapia física para garantizar un óptimo desarrollo motriz.

“Para determinar las causas de la presencia del Síndrome realizamos el estudio de cariotipos, además solicitamos estudios y valoraciones de rutina. Después del resultado genético se da asesoría a los padres. El estudio de cariotipo nos sirve para contar los cromosomas que están en el núcleo de la célula y básicamente podemos tener tres diagnósticos: el más frecuente es que exista un cromosoma 21 extra por accidente, que representa el 95 por ciento de los casos. La otra opción es que el cromosoma 21 esté pegado a otro y aquí es donde buscamos la alteración en alguno de los papás porque si alguno de ellos la tiene, el riesgo de que se repita en un siguiente embarazo es mucho más alto al ser hereditario; y la otra posibilidad, que pareciera ser la menos frecuente, es que esa alteración haya resultado de un mosaico después de la concepción, lo que quiere decir que alguna célula se equivocó y esa línea celular siguió creciendo con un cromosoma 21 extra”, ahondó.

Asimismo, Santillán Hernández destacó que otra arista de la atención consiste en detectar a tiempo padecimientos comunes asociados al Síndrome de Down como lo son hipotiroidismo, afecciones cardíacas y leucemia. En caso de que se presente alguna de ellas, los menores son canalizados al servicio médico correspondiente para recibir la atención adecuada.

Respecto a la leucemia, Yuritzi Santillán dijo que actualmente el Centro Médico Nacional “20 de Noviembre”, emprende un protocolo de investigación genético para buscar mutaciones específicas que pueden predisponer a los niños con esta alteración genética a presentar leucemia en edad posterior. El estudio lo realiza el área de Medicina Genética con alrededor de 30 muestras, cuyos resultados se presentarán este año.

La también genetista mencionó que el riesgo de que un niño nazca con Síndrome de Down está asociado al aumento de la edad materna, es decir después de los 35 años.

“Si el niño con Síndrome de Down tiene una atención adecuada puede tener una vida como cualquier otro niño”, mencionó, al tiempo que  remarcó la importancia que juega la rehabilitación física en ellos para una óptima motricidad, que es igual o más importante que la parte médica, así como recibir educación especial para desarrollar sus capacidades cognitivas, de lenguaje y sociales.