Venezuela se solidarizó este jueves con Rusia tras la expulsión de decenas de sus diplomáticos de Estados Unidos y países europeos en respuesta al ataque en Inglaterra al ex espía ruso SergueiSkripal, una decisión que para el país caribeño “solo conduce al aumento de las tensiones y la inestabilidad mundial”.

“Venezuela insta a la comunidad internacional al cese de estas acciones, a todas luces violatorias del derecho internacional y de las convenciones diplomáticas, que solo conducen al aumento de las tensiones y la inestabilidad mundial”, defendió la cancillería caribeña en un comunicado en su página web.

El Ejecutivo encabezado por Nicolás Maduro hizo un llamado “para que las partes acuerden el establecimiento de conversaciones positivas, orientadas a aclarar cualquier controversia, en rechazo de la aplicación de medidas unilaterales”.

En el texto, Venezuela se solidariza “con el Gobierno y el Pueblo de la Federación de Rusia” y ve “con preocupación las medidas de expulsión contra diplomáticos rusos” que por parte de Estados Unidos y algunos países europeos “vienen implementando, sobre la base en acusaciones infundadas respecto” al caso del ex espía Serguei Skripal.

Más de la mitad de los países de la Unión Europea, además de Estados Unidos, Canadá o Australia, han expulsado a alrededor de 140 funcionarios rusos de sus territorios después de que Inglaterra acusara al Kremlin de estar detrás del envenenamiento de Skripal y su hija Yulia el pasado 4 de marzo con un agente químico de fabricación rusa.

Las relaciones entre Venezuela y Rusia aumentaron durante el Gobierno del presidente Hugo Chávez (1999-2013), una amistad que el sucesor del fundador de la “revolución bolivariana”, Nicolás Maduro, ha mantenido desde que llegó al poder en 2013 y hasta la actualidad.