Magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) denunciaron ayer que sigue la presión e intervención del gobernador Javier Corral en el proceso de elección del nuevo presidente del Poder Judicial de Chihuahua.

Dijeron que pretende imponer de nuevo al magistrado Julio César Jiménez Castro, quien fue declarado ilegítimo en ese cargo, según lo determinado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) el pasado martes.

Se constató que ayer el magistrado decano Julio César Jiménez Castro citó a cada uno de los magistrados a las oficinas de la presidencia, localizadas en el octavo piso del Centro de Justicia, donde les dijo que se había comunicado y tenía la anuencia del gobernador Javier Corral para regresar a la titularidad, según trascendió.

Esta situación provocó sorpresa y molestia entre los magistrados, quienes denunciaron a El Diario –pidiendo la reserva de sus identidades por temor a represalias– se sigue incumpliendo en esencia con el fallo emitido por los 11 ministros de la Corte, en el sentido de que hay invasión a la división de poderes en Chihuahua.

Los entrevistados cuestionaron que a pesar de que el máximo Tribunal del país resolvió el pasado martes por unanimidad, que hubo una acción de inconstitucionalidad y de intromisión –grave– del Poder Ejecutivo y Legislativo hacia el Poder Judicial, en la elección de Julio César Jiménez Castro como presidente del TSJ el 11 de noviembre de 2016, mediante el decreto aprobado por el Congreso del Estado LXV/RFLEY/0014/2016 I P.O., a la fecha se continúan cometiendo las mismas prácticas.

En las reuniones celebradas ayer a puerta cerrada, fueron vistos entrar los magistrados Marco Anchondo Paredes, Pablo Héctor González Villalobos, Juan Rodríguez Zubiate (los tres elegibles y cuyos nombres se mencionaban como posibles sucesores), así como a magistrados provisionales y del resto de las Salas Penales, Civiles y Familiares.

Posteriormente a las 6 de la tarde se convocó a otra reunión previa de los integrantes del máximo órgano de justicia, para discutir los efectos de la resolución de la SCJN, que acordó que los integrantes del pleno deben ser convocados 24 horas antes de la elección.

Debido a que el artículo 44 de la Ley Orgánica del Poder Judicial fue reconocido y declarado como válido por la Corte, se abre la posibilidad de que el magistrado Julio César Jiménez pueda regresar a la presidencia, toda vez que la elección se hará por el voto de las dos terceras partes de los integrantes presentes del pleno, conformado por 30 magistrados; asimismo, sólo podrán participar quienes tengan cinco años como magistrados de manera ininterrumpida.

En el Supremo Tribunal se fijó para hoy a las 9 horas la sesión extraordinaria para elegir presidente.

De ese modo, se establece: “El día de la elección y hasta antes de que se conozca el resultado de la misma, la Presidencia se ejercerá interinamente por el magistrado de más antigüedad en el cargo (en este caso Jiménez).

“En caso de que ningún magistrado alcance las dos terceras partes de los votos, se realizará una segunda votación entre los dos candidatos que obtuvieron más votación.

Si ninguno de ellos obtiene las dos terceras partes (20 votos o más), se elegirá presidente al de mayor antigüedad en el cargo y, en igualdad de condiciones, al de mayor edad”, refiere el citado artículo, por lo que en estas condiciones sigue vigente la posibilidad del regreso del magistrado Jiménez a la titularidad del Poder Judicial.