Durante la sesión de cabildo de hoy la regidora y coordinadora de la fracción edilicia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Rosa Isela Gaytán Díaz expuso que la presidenta Municipal, María Eugenia Campos Galván ha realizado algunos negocios con constructores y empresas para favorecerlos de alguna manera.
“La Administración ha autorizado más de 50 acciones urbanas para la construcción de fraccionamientos habitacionales, plazas comerciales, conjuntos urbanos, estudios de planeación para cambios de usos de suelo y condominios habitaciones, promovidos por más de 20 desarrolladores, donde sobresale la participación de empresas como Tomas Valles, ATLAS, Valle Escondido del Norte, KOKOPELLI Desarrollos, Hogares Comercio e Industria y desde luego la más importante Corporación Técnica de Urbanismo conocida como CTU, representada por Federico Elías Madero que es a la que más desarrollos le han sido autorizados en esta zona de la ciudad, cuyas empresas han visto su crecimiento económico, gracias a la participación y apertura del gobierno municipal en la autorización de sus acciones urbanas”, comentó Gaytán.
Por lo anterior expuso que la administración actual decidió proyectar y gastar más 240 millones de pesos en una zona de alta plusvalía beneficiando a los desarrolladores con las obras desarrolladas en tres etapas, como fueron: ( Las Soluciones viales oriente-poniente, Ampliaciones a vialidades inherentes a la Av. la Cantera y la construcción de la gasa de la Cantera y periférico de la juventud): Un gasto que no puede ser comparado con la inversión del corredor Vistas Cerro Grande, donde fueron invertidos menos de 40 millones de pesos.
Asimismo, manifiesta que hay una exigencia para todos los servidores públicos al interior del Municipio, de presentar la declaración de intereses y manifestación de no conflicto de intereses, para lo cual se debieron haber generado los lineamientos correspondientes, sin embargo, a cuatro meses de que termine esta administración no se ha movido un dedo para cumplir con esta obligación y así poder evitar que funcionarios se vean envueltos en conflicto de intereses.