Los Dallas Cowboys dejaron en libertad al receptor Dez Bryant, dijo el viernes el dueño y gerente general Jerry Jones.

“Como organización, tenemos a Dez Bryant en la más alta estima, y estamos agradecidos por su pasión, espíritu y su contribución para con el equipo durante ocho años”, aseguró Jones en un comunicado.

Bryant fue informado de la posición de la franquicia cuando arribó a la sede principal del equipo, el llamado The Star, en Frisco, Texas. Una fuente le dijo a Todd Archer, de ESPN, que Bryant, quien se reunión con Jones, no se le ofreció un recorte salarial.

Otra fuente agregó que Bryant, quien reaccionó luego de la noticia en Twitter, no será designado como un corte luego de junio 1.

Los Cowboys se ahorrarán $8 millones contra el tope salarial con este movimiento.

“Dez y yo compartimos una relación personal y profesional que es muy fuerte, y es uno de los mejores jugadores con los que he tenido una relación cercana en los últimos 30 años”, aseveró Jones en el comunicado.

“Esta no fue una decisión fácil. Fue hecha basados en lo que nosotros pensamos es lo mejor para los Dallas Cowboys. Llegamos a un punto donde escuchamos a varias voces dentro de la organización. Y al final, determinamos que era tiempo para dejarlo ir y tomar una dirección diferente”.

El futuro de Bryant ha sido el tópico principal de la temporada baja de los Cowboys, con sus $12.5 millones de dólares como salario base y $16.5 millones en el topa salarial.

Desde que firmó su contrato por cinco años y $70 millones en 2015, Bryant no ha tenido más de 69 recepciones o más de 838 yardas en una temporada. Se perdió algunos partidos en 2015 por un pie fracturado que le molestó de nuevo en 2016 con una fractura en la planta tibial.

Los Cowboys hicieron una apuesta grande cuando firmaron a Sammy Watkinsal inicio de la agencia libre y desde ese momento adquirieron a Allen Hurns y Deonte Thompson. Los Cowboys han mostrado interés en varios de los mejores receptores que estarán disponibles en el draft, incluyendo a Calvin Ridley, de Alabama; D.J. Moore, de Maryland, y James Washington, de Oklahoma State, quienes han visitado The Star.

En la última aparición en público de Jerry Jones, durante las reuniones de dueños, dijo que no pensaba comenzar la temporada 2018 sin Dez Bryant en el roster. El coach Jason Garret ha reconocido el crecimiento que Bryant a mostrado dentro y fuera del campo desde que los Cowboys lo seleccionaron en la primera ronda del draft en 2010, pero también dijo que hay una parte de negocio en la NFL.

En este momento, los Cowboys tienen más de $30 millones de espacio en el tope salarial comprometidos con sus receptores y teniendo una ofensiva concentrada en correr primero enfocándose en el corredor Ezekiel Elliott.

Los Cowboys comienzan oficialmente su programa de temporada baja este lunes.

Fuente: ESPN