El fiscal General de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, afirmó que la ley se tiene que aplicar “sin complacencias, distintos ni privilegios”, al referirse al caso del médico Luis Alberto P.M  procesado por la muerte del menor Edward Luna Trujillo.

Señaló que “no puede interpretarse la investigación de una denuncia como un acto de criminalización o afectación de una profesión“, al referirse a las manifestaciones del gremio sobre el caso.

El fiscal recordó que dos jueces coincidieron en la responsabilidad del médico en la comisión del delito de homicidio con la agravante de responsabilidad médica, en perjuicio del menor.

Se dijo respetuosos de la decisión de los magistrados, de reponer el procedimiento y haber otorgado la libertad al médico procesado.

Sin embargo,Vasconcelos Méndez afirmó que la Fiscalía General del Estado presentó datos de pruebas suficientes para acreditar la responsabilidad del médico en el delito referido.