El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, confirmó este viernes el asesinato del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, del diario ecuatoriano El Comercio, quienes fueron secuestrados en la frontera con Colombia.

Moreno aseveró en rueda de prensa que este viernes se retomaron las operaciones de seguridad en la zona fronteriza donde el equipo periodístico fue secuestrado por un grupo disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas. Más allá de los esfuerzos realizados, he confirmado que estos criminales parecería que nunca tuvieron la voluntad de regresarlos sanos y salvos”, declaró.

El mandatario ordenó que se levante la reserva sobre la información del manejo del plagio y precisó que se coordinará con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para el rescate de los tres cadáveres de la zona fronteriza entre Ecuador y Colombia.

Anunció que estudia con las autoridades de Colombia acciones conjuntas en la zona para detener a los autores del asesinato de Ortega, Rivas y Segarra, quienes fueron secuestrados el 26 de marzo pasado en la zona de Mataje cuando realizaban un trabajo periodístico en el lugar.

Adelantó que se tomarán ocho medidas de intervención en la zona donde se encuentran los grupos irregulares derivados de las FARC.

El gobernante ecuatoriano, quien suspendió su visita a Perú para participar en la VIII Cumbre de las Américas, había dado anoche un plazo de 12 horas a los secuestradores para que enviaran una prueba de vida del equipo de prensa.