Un mando policiaco de la DSPM, amedrentó con encarcelar al reportero de esta casa editorial por tomar fotografías a los cuerpos policiacos que se encontraban cargando gasolina de una forma peculiar.

El reportero iba a tomar fotografías de los elementos que se encontraban cargando gasolina enfrente de las instalaciones de la Policía Federal, donde los agentes se bajaron del mueble y se formaron en la parte trasera de las unidades, como modo preventivo ante los recientes ataques que han sufrido.

El mando policiaco observó al reportero tomar fotografías y le mencionó que por órdenes del director (Gilberto Loya) y de arriba, todo reportero que tome fotos a vehículos y a agentes será arrestado.

El mensaje fue difundido a través de la frecuencia que tiene la policía municipal donde se comunican todos los agentes y los radio operadores.