El nuevo dueño la exhibirá en su museo de las Vegas.

Bautizada como “El emperador no tiene pelotas”, una escultura de Donald Trump desnudo, sin testículos y con una barriga enorme, se vendió por 28 mil dólares (532 mil pesos).

La estatua, creación de un colectivo anarquista de la costa oeste de Estados Unidos, pertenece ahora a un personaje de la televisión aficionado a los fenómenos paranormales, Zak Bagans.

Según los dueños de la casa de subastas Julien’s, se trata de una de las figuras que fueron expuestas por las calles de Los Ángeles, San Francisco, Nueva York, Seattle y Cleveland en agosto de 2016, durante la campaña presidencial del magnate. 

Fuente: SDPnoticias

Foto: Alberto Rodríguez / AFP.