El primer ataque después de que el pasado miércoles fueran rafagueadas, las instalaciones de la Policía Ministerial en Ciudad Juárez, se registró este jueves, en el cruce de las calles Francisco Villarreal y Teófilo Borunda, donde dos agentes ministeriales fueron atacados de manera sorpresiva, dejando a uno muerto y otro con lesiones de gravedad.

Otro agente de la Policía Ministerial resultó con graves heridas al ser atacado en el kilómetro 3 de la carretera a Aldama, en la capital del estado.

Según las primeras versiones, un comando armado a bordo de un vehículo comenzó a disparar contra la pick up en la que se encontraba el agente, al menos una bala alcanzó a herir al efectivo.

Y en un último hecho similar, un agente de la misma corporación resultó con serias lesiones, cuando fuera atacado en Ciudad Juárez, en el conjunto habitacional Infonavit Solidaridad, por lo que fue llevado de emergencia a recibir atención médica.

Estos hechos en contra de la policía ministerial, han elevado la alerta entre los activos de dicha corporación en todo el estado, ya que es una afrenta directa por parte de un grupo delictivo, por supuesto apoyo de elementos de la corporación a un grupo antagónico.