El presidente de la Coparmex, Federico Baeza Mares, previó un escenario económicamente complicado derivado del aumento de las gasolinas que podría llegar para junio a un precio de 20.30 pesos y con esto un inminente incremento a los costos de los productos pues impactaría en los márgenes de utilidad de las empresas.

El empresario señaló que actualmente el índice inflacionario se encuentra cerca del tres por ciento, sin embargo el incremento del precio a la gasolina estaría ocasionando presiones en la inflación derivado a que el tipo de cambio no bajará en corto plazo hasta que pasen las elecciones presidenciales del 2018.

“Vemos un escenario económicamente complicado, cada peso que sube la gasolina es una representación del cinco por ciento de gasto en los productos, pues este combustible es utilizado para transportar la mercancía y mientras cambies el margen de utilidad de las empresas se vendrá un aumento en los productos de éstas”, precisó el representante de la Coparmex Chihuahua.

Fuente: Entrelineas