La mayoría de los mensajes fueron difundidos antes de las elecciones de noviembre, pero otros fueron diseminados en las redes sociales en medio del debate nacional en tiempo de elecciones.

El Comité de Inteligencia de la Cámara Baja de Estados Unidos reveló este viernes más de tres mil 300 anuncios publicados en Facebook e Instagram, supuestamente realizados por una empresa ligada a Rusia para provocar división en dicho país durante el proceso electoral de 2016.

“Rusia buscó dividirnos por nuestra raza, nuestro país de origen y por nuestro partido político”, señaló el demócrata de más alto rango del Comité, el representante de California, Adam Schiff.

De acuerdo con la bancada demócrata en el Comité de Inteligencia,  los mensajes, en los que se utilizaron “símbolos mexicanos”, fueron elaborados por la empresa Internet Research Agency (IRA), que, informan los investigadores, está ligada al Congreso con Rusia.

En dichos elementos se muestran repetidamente la bandera de México, los colores verde, blanco y rojo, así como imágenes de la Virgen de Guadalupe y figuras aztecas.

Se sabe ahora que la mayoría de los mensajes fueron difundidos antes de las elecciones de noviembre, pero otros fueron diseminados en las redes sociales en medio del debate nacional en asuntos como la propuesta del presidente Donald Trump de elevar un muro en la frontera con México.

No fueron los únicos mensajes difundidos, al menos medio centenar de otras imágenes fueron diseminadas a partir del 5 de mayo de 2017, casi su totalidad un día después de las celebraciones de la Batalla de Puebla, una fecha que se ha convertido en un evento binacional que reconoce las contribuciones de hispanos a Estados Unidos.

En Facebook e Instagram, la cuenta “Brown Power” emitió mensajes en inglés que abordan temas como el orgullo latino, la cultura mexicano-americana, los reclamos del territorio perdido ante Estados Unidos entre 1848 y 1856, la reconquista de la zona mítica de Aztlán y el movimiento chicano, entre otros.

“Manténganse fuertes y luchen por sus derechos, ¡Feliz Día del Trabajo!”, se lee en uno de los mensajes en el que se observa la imagen de un puño cerrado con el tatuaje de los colores de la bandera de México.

“Buscaron aprovechar las frustraciones reales de los estadounidenses y enfurecerlos sobre asuntos políticos sensitivos para influir en el pensamiento, el voto y en el comportamiento de los estadounidenses”, advirtió Schiff, cuya bancada analizó los miles de mensajes.

El demócrata aseguró que no queda duda alguna de que el objetivo de la campaña mediática era convertir las redes sociales en armas para crear fracturas entre el pueblo estadounidense.

Fuente: El Financiero / El Semanario