La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), durante su sesión más reciente, advirtió de los riesgos de la violencia durante el proceso electoral en México, que ha dejado decenas de muertos entre quienes aspiran u ocupan algún cargo de elección popular.

En este sentido urgió al Estado mexicano a tomar medidas inmediatas que garanticen la integridad de quienes participan en el proceso electoral y también señala que esta situación de violencia tiene que observarse de manera detallada para conocer la razón de este fenómeno.

“En particular, el Estado debe seguir adoptando las medidas necesarias a fin de garantizar la seguridad de los actores políticos en los tres niveles de gobierno, sin distinción, para el derecho a elegir y a ser elegido puedan ejercerse libres de violencia”, señala en un comunicado.

Asimismo, la Comisión llama al Estado a iniciar investigaciones sobre todos los hechos reportados, y a reforzar todas aquellas acciones que garanticen que las que están en curso se realicen de forma diligente.

Pero advierte que estas investigaciones no sólo deben estar orientadas a establecer los responsables materiales de los hechos, sino también a los posibles autores intelectuales. La CIDH subraya la importancia que dichas investigaciones garanticen el acceso a la justicia de los familiares.