La directora general de la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Audrey Azoulay, condenó el asesinato del reportero mexicano Juan Carlos Huerta Martínez e instó a las autoridades del país a que investiguen este crimen perpetrado el martes en el estado de Tabasco.

Azoulay declaró en un comunicado que “el asesinato de periodistas extiende el miedo entre los profesionales” y provoca la autocensura, y pidió que se abra una investigación para proteger “la libertad de expresión y la libre circulación de la información”.

Huerta Martínez, que informaba sobre la política local en la radio 620AM y la televisión Canal Nueve TV, fue atacado a balazos frente a su casa en Villahermosa, Tabasco.

Se trata del cuarto asesinato de un periodista en México en lo que va de 2018, tras los de Pamela Montenegro del Real, Carlos Domínguez y Leobardo Vázquez.

Según la organización, Reporteros Sin Fronteras, México es uno de los sitios más peligrosos para ejercer el periodismo, al mismo nivel que países como Siria, Irak y Afganistán.