La calidad del espacio y su importancia como elemento en torno al que gira la arquitectura centrará desde mañana la XVI Bienal de Arquitectura de Venecia, un escaparate de relevancia internacional que contará este año con 63 participaciones nacionales.

Esta bienal estará comisariada por las arquitectas irlandesas Yvonne Farrell y Shelley McNamara, fundadoras del estudio Grafton Architects, y se desarrollará en torno al tema “Freespace” (Espacio libre) del 26 de mayo al 25 de noviembre.

Te puede interesar: Magna muestra del Vaticano llegará a México

Pero ya desde mañana se presentarán a la prensa las distintas propuestas y los pabellones irán inaugurando progresivamente sus sedes los Giardini, el Arsenal y el centro histórico de Venecia antes de recibir al público el 26 de mayo.

El presidente de la Bienal de Venecia, Paolo Baratta, explicó que el concepto “Freespace” quiere llamar la atención a los arquitectos participantes sobre la idea de “la calidad del espacio, del espacio libre y gratuito” para que reflexionen sobre cómo la arquitectura se adapta continuamente al espacio en el que vive el ser humano.

“Nuestra esperanza es que la palabra ‘Freespace’ permita analizar las aspiraciones, las ambiciones y la generosidad de la arquitectura”, señalaron, por su parte las dos comisarias, Farrell y McNamara, en un comunicado.

Este año participan 63 pabellones nacionales, seis de ellos por primera vez: la Santa Sede, que tendrá un pabellón en la isla San Giorgio Maggiore, Guatemala, Antigua y Barbuda, Arabia Saudí, Líbano y Pakistán.

España presentará en su histórico pabellón situado en los Giardini el proyecto “Becoming”, comisariado por la arquitecta Atxu Amann, una propuesta que mostrará acciones, discursos y producciones que estudiantes españoles de Arquitectura han desarrollado entre 2012 y 2017.

Por su parte, Chile reflexionará sobre la incidencia de la arquitectura en las sociedades y en las ciudades con su propuesta “Stadium”; mientras que México apelará a la libertad de imaginación y creatividad de la arquitectura en “Echoes of a Land” y Perú rendirá homenaje a las huacas (lugares sagrados, en quechua) para conectar el pasado y el presente en su exposición “En reserva”.