Las Oficinas en México de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenaron el asesinato de la periodista Alicia Díaz González, en Monterrey, Nuevo León.

En un comunicado, el representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, destacó la necesidad de continuar investigando este caso, de forma metódica y efectiva, sin descartar ninguna línea de investigación.

Por su parte, la representante de ONU-Mujeres en México, Belén Sanz, indicó que este crimen ocurrió en un contexto de un incremento preocupante de violencia contra las mujeres en todo nuestro país.

Señaló que es indispensable garantizar que la investigación se lleve a cabo con perspectiva de género, agotando también la hipótesis de que se trate de un feminicidio y evitando en todo momento la estigmatización de la víctima.

Ambas partes lanzaron un llamado a las autoridades correspondientes a reforzar las acciones dirigidas a la protección del ejercicio de la libertad de expresión y de la defensa de los derechos de las mujeres.

De igual forma, las agencias de Naciones Unidas expresaron sus más sinceras condolencias y solidaridad con la familia, amigos y colegas de la periodista Alicia Díaz González.