La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), advirtió que la violencia y el crimen han llegado a niveles nunca antes vistos, dejando un severo daño económico, un impacto sobre la capacidad de nuestro país de atraer inversión y poder generar empleos.

Gustavo de Hoyos Walther, presidente del organismo, afirmó que esta es la última llamada para el gobierno de Enrique Peña Nieto, ya que el crimen no opera conforme a los ciclos políticos y por ello nuestras autoridades no deben hacerlo tampoco y la elección no es una excusa para dejar la gobernabilidad como una segunda prioridad en la agenda.