Trump aseguró que México no hace lo suficiente para detener el flujo de inmigrantes ilegales que atraviesan el país en su ruta hacia el sueño americano.

“Ni ahora, ni nunca”, México no pagará por el muro, fueron las palabras del presidente Enrique Peña Nieto en respuesta a las declaraciones del mandatario de Estados Unidos, quien insistió de nueva cuenta en que el gobierno mexicano pagará por la construcción de una enorme barrera en la frontera sur.

“Vamos a lograr el muro en cualquier caso. No quiero causar ningún problema, pero al final México va a pagar por el muro. Sólo se los digo”, aseguró Trump este martes, en un mitin en Nasville, Tennessee.

El mandatario estadounidense volvió a hacer uso de su retórica agresiva, y ante miles de seguidores, aseguró que México no hace lo suficiente para detener el flujo de inmigrantes ilegales que atraviesan el país en su ruta hacia el sueño americano.

“Van a pagar por el muro y lo van a disfrutar”, arremetió el republicano en su ya habitual tono despectivo, aunque evitó dar detalles sobre cómo pretende lograr esto.

México responde

Pocas horas después de las polémicas declaraciones de Trump, el presidente de México compartió en su cuenta oficial de Twitter un mensaje en el que dejó en claro que el país no aceptará las demandas de Estados Unidos y no otorgará un solo peso para la construcción de una valla fronteriza.

“Presidente Donald Trump: No, México nunca pagará por un muro. Ni ahora, ni nunca. Atentamente, México (todos nosotros)”, escribió el presidente Peña Nieto en el referido mensaje.

¿El muro es posible? Los números dicen que no

Desde el inicio de su campaña, las controversiales declaraciones de Trump en contra de la inmigración, de los mexicanos y la promesa de construir un enorme barda fronteriza han causado fuertes tensiones con el Gobierno mexicano, que ha rechazado rotundamente la idea de aportar fondos para dicha construcción.

Estos encontronazos resultaron en la cancelación de un viaje planeado por el presidente Peña Nieto a Washington, además de numerosas declaraciones de instancias oficiales en México en las que se asentaba la posición del Gobierno en contra del muro.

Al momento, sin embargo, Trump no sólo no ha logrado que México acepte su idea. El Congreso estadounidense tampoco ha aprobado fondos para que el muro sea construido con fondos federales, y los analistas consideran que la discusión interna sobre el muro no llevará a ningún acuerdo, al menos en lo que resta del año.

De acuerdo con el consejero delegado de la empresa de construcción Superior Concrete Products, Todd Sternfeld, se calcula que un muro de 2,000 kilómetros costaría 50,000 millones de dólares. No obstante, un estudio del grupo de investigación Bernstein calcula el costo entre 15,000 y 25,000 millones de dólares.

Fuente: El Semanario