El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó a la Procuraduría General de la República (PGR) asumir la competencia y pronunciarse sobre todos los documentos que obren en su poder, relacionados con el asesinato de Arturo Hernández Cardona, defensor de Derechos Humanos en Guerrero.

Al presentar el asunto ante el Pleno, el comisionado Joel Salas Suárez destacó que Hernández Cardona fue líder del movimiento campesino “Unidad Popular”, que se declaró en franca oposición a José Luis Abarca, presidente municipal de Iguala, Guerrero, de enero 2012 a octubre 2014, a quien se le relaciona con la desaparición de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Salas Suárez indicó que de acuerdo con una entrevista concedida al periódico El País, Nicolás Mendoza Villa, entonces colaborador de Arturo Hernández relató que el secuestro, tortura y muerte de Arturo Hernández Cardona fue perpetrado por agentes del Estado, los cuales actualmente son investigados por asociarse con el crimen organizado.

Mencionó que la información pública contiene la evidencia que servirá para investigar y esclarecer casos como el de Hernández Cardona.

La PGR indicó que la información solicitada podría estar relacionada con las atribuciones de la Fiscalía General del Estado de Guerrero, por lo tanto, sugirió presentar la solicitud ante la misma.

No obstante, el comisionado Salas Suárez refirió que la dependencia sí puede conocer de lo requerido, ya que diversas áreas adscritas a ésta cuentan con esa facultad de atracción de investigaciones por delitos del fuero común.