En respuesta a las medidas que Estados Unidos aplicó a las exportaciones de acero y aluminiomexicanas, la Secretaría de Economía anuncia que iniciará un proceso de solución de controversias al amparo de la Organización Mundial de Comercio.

“México considera que las medidas impuestas por EEUU al amparo de la Sección 232 de su legislación, argumentando amenazas a su seguridad nacional, violan el Acuerdo sobre Salvaguardias de la OMC al no haberse adoptado conforme a los procedimientos ahí previstos, además de que violan el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 (GATT 1994)”, indicó.

La Secretaría de Economía señala que el gobierno de México refrenda que sus acciones continuarán apegándose al estado de derecho comercial internacional y serán proporcionales al daño que México lamentablemente reciba.