Desde la Macroplaza de Monterrey, Nuevo León, Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, sometió a mano alzada su decisión y confirmó que su actual enlace con empresarios podría desempeñarse como el coordinador de su oficina, en caso de triunfar en las elecciones del próximo 1 de julio.
“¿Cómo lo ven? ¿lo aprueban? Aunque nos critiquen nuestros adversarios. A ver, que levanten la mano los que aprueban que Alfonso Romo sea coordinador de la Oficina de la Presidencia de la República. Bájenla. Que levanten la mano los que no estén de acuerdo, ni los de gobernación”, convocó el candidato.
“Durante el evento, AMLO estuvo acompañado por los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia tanto a nivel local como federal. El dirigente nacional del PT, Alberto Anaya, hizo acto de presencia, pero no así su esposa, María Guadalupe Rodríguez, acusada de malversación de dinero público destinado a los Centros de Desarrollo Infantil (Cendis).
En el cierre de campaña en Ciudad Victoria, Tamaulipas, López Obrador sostuvo que entre todos se pacificará al país, porque no solo se conseguirá el bienestar material, también habrá bienestar del alma, se fortalecerán los valores culturales, morales, espirituales, es para que se acabe la guerra.
Recriminó que hoy se diera a conocer un informe en se informa que hay 81homicidios diarios en México, es algo que duele mucho, “tenemos ya que parar la guerra, buscar la paz, la vamos a conseguir y voy a pedir que todos participemos, necesitamos firmar acuerdos de paz para que de esta manera podamos vivir con tranquilidad y con felicidad en nuestro país”, subrayó.
Finalmente, el político tabasqueño llamó a las  autoridades locales, gobernadores y presidentes municipales a que estén pendientes de los procesos electorales de diputados locales y federales, senadores, presidentes municipales, así como en casos para gobernador,
“No es que nos van a reconocer el triunfo de la Presidencia y en todo lo demás se van a imponer mediante el fraude, eso no lo vamos a permitir”, mencionó al decir que tiene información que desde el gobierno de Tamaulipas reparten migajas para comprar los voto.
Manifestó que en México es una vergüenza que todavía se compren los votos y juró que esta será la última elección que se celebrará bajo la sospecha de fraude, porque se van a acabar los fraudes electorales, arremetió.
Indicó que el aporte del movimiento será que en el sexenio haya democracia, que no ha habido en el país, eso se logrará, porque el fiscal electoral será de inobjetable honestidad.
Adelantó que enviará una iniciativa del ley al Congreso, para que la compra del voto, el reparto de migajas, todas las trampas electorales, el amenazar a los ciudadanos, así como el uso del dinero del presupuesto para favorecer a candidatos, a partidos sea considerado delito grave y vayan a la cárcel sin derecho a fianza.