Con la ausencia de Jaime Rodríguez, de Nuevo León y de Jalisco, Aristóteles Sandoval, el pleno de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), confirmaron al virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador, su compromiso de trabajar en común acuerdo “por la cuarta transformación del país”.

“Nos dieron la confianza y expresaron que van a trabajar de manera coordinada con el próximo Gobierno; fue muy buena la reunión”, comentó López Obrador tras más de dos horas de discusiones con los primeros mandatarios de 30 entidades.

Cuestionado sobre la presencia de mandatarios con quienes hubo confrontación durante el proceso electoral, incluidos los gobernadores de Puebla y Veracruz, López Obrador insistió en que se trabajará “de manera conjunta por el bien de México”.

Sobre la reunión con los gobernadores, López Obrador aseguró que está “muy bien con todos” y que el encuentro fue “de respeto, sin controversias ni reclamos. Expresamos que ya está por terminar el proceso electoral. Cuando se trata de gobernar, se tiene que atender a todos los ciudadanos” insistió el virtual presidente electo de México.

“Debe haber resistencia pero todo lo que resiste apoya, la democracia es pluralidad. Todos dieron a conocer sus dudas e hicieron recomendaciones como la reforma fiscal que fue planteada por varios gobernadores”, agregó López Obrador.

“Trabajaremos de manera conjunta en una nueva estrategia de seguridad, el plan de austeridad republicana y protección a los migrantes mexicanos que viven en los Estados Unidos y el complejo proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio. La Conago siempre será un espacio abierto para fortalecer al nuevo gobierno y cuidar y defender la soberanía a partir de un diálogo fraterno y de colaboración”, detalló por su parte el presidente en turno de la Conferencia Nacional de Gobernadores, Manuel Velasco.

“Se hizo el compromiso de no castigar a los gobiernos estatales retrasándoles la entrega de participaciones federales que por ley les corresponden. No se utilizará como represalia el demorar la entrega de las participaciones federales. Se actuará con rectitud, no se utilizarán instrumentos para afectar adversarios o tomar represalias; eso se termina”, sentenció López Obrador.

A diferencia de pasadas administraciones, su gobierno arrancará “con muy pocas reformas; queremos dejar para el mediano plazo la realización de reformas de fondo, queremos primero acreditar al Gobierno”, aclaró López Obrador al señalar que “con el marco jurídico actual podemos acabar con la corrupción, con la impunidad, que haya empleo, crecimiento económico y que haya bienestar”.

“Ningún funcionarios podrá ganar más que el presidente de la República. Si no se replica esto en las constituciones estatales, será una recomendación para que todos actuemos con austeridad. Por eso ganamos, porque la gente quiere que se acabe con la corrupción y con los lujos. Si se conocen actos de corrupción estamos obligados actos de corrupción y lo vamos a hacer para desterrar la corrupción del país”.

“No fue advertencia, les informé que está es una prioridad del próximo gobierno porque es un mandato de los ciudadanos y por el compromiso que hicimos por acabar con la corrupción”.

Además de plantear la austeridad con la que operará el nuevo gobierno, López Obrador hizo precisiones a los gobernadores sobre su plan de descentralización del servicio público federal.

“Es un proceso, no se puede lleva a cabo de la noche a la mañana, pero sí el propósito es que se descentralice el Gobierno federal”, abundó.

Hay mucha preocupación por la inseguridad. Se acordó que participarán en la consulta para elaborar el plan de seguridad. “Salió el tema del mando único, de la coordinación de corporaciones policiacas y la falta de recursos para las policías y habló del robo de combustibles, de las drogas y el consumo. Participarán de la consulta y se hablarán de todos los temas, se hizo el compromiso de no limitarnos en nada para poner por delante la necesidad de que haya paz y seguridad en el país.

También dijo que se trató el tema de la coordinación fiscal.

“Lo que ellos buscas es que perciban más presupuesto de la Federación, que las transferencias de recursos aumenten para estados y municipios, eso están planteando. Recordó que no se aumentarán impuestos y que temas como esta propuesta se analizarían posteriormente.