La delegación Cuauhtémoc solicitó formalmente al Ejército Mexicano su intervención y colaboración en materia de seguridad pública, para “atender la problemática de inseguridad creciente que aqueja a esa demarcación” y que han derivado en hechos de violencia progresivos, perpetrados por grupos como La Unión de Tepito y Fuerza Anti Unión.

El planteamiento se basa fundamentalmente por la comisión de ilícitos de competencia concurrente como “ejecuciones extrajudiciales, extorsión, tráfico de drogas, trata de personas y secuestro”, entre otros.

Rodolfo González Valderrama, jefe delegacional en Cuauhtémoc, envío la petición por escrito al general de brigada de Estado Mayor, Marco Antonio Álvarez Reyes, comandante de la Primera Zona Militar.

En dicho pliego, al que MVS Noticias tuvo acceso, la administración delegacional plantea que también se hizo la misma solicitud de cooperación y apoyo “a otras dependencias federales de seguridad como la Secretaría de Marina y la Policía Federal”.

De hecho, refiere que ambas instituciones mostraron “aceptación y disponibilidad para atender esta problemática de inseguridad, junto con las autoridades de la ciudad de México”.

La petición de colaboración a las Fuerzas Armadas y a la Policía Federal, no es un hecho de ocurrencia, sino que se basa en “atención a una solicitud de vecinos, empresarios y comerciantes del Centro Histórico y de las colonias Roma y Condesa”.

El primer paso, refiere el delegado en Cuauhtémoc, es “integrar una mesa de trabajo interinstitucional en materia de seguridad pública en esta demarcación”.

La carencia de mando y cuerpos de seguridad de la demarcación para “afrontar de manera eficaz las situaciones de inseguridad que se han presentado en días y semanas recientes”, es otro motivo que llevó a la demarcación a plantear dicha solicitud.

Sin embargo, asegura que cuenta con la disponibilidad y voluntad para colaborar, cooperar y coordinarse con el gobierno de la ciudad de México y con los mandos de seguridad del gobierno federal, ´para garantizar las condiciones básicas de seguridad a los casi 5 millones de personas que diariamente transitan, trabajan, visitan o residen en la delegación Cuauhtémoc”.

Y es que no sólo distingue el flujo de personas sino la residencia de inmuebles y recintos de importancia nacional como la suprema Corte de Justicia, Palacio Nacional, el Senado de la República, la Jefatura de Gobierno, la Asamblea Legislativa de la CDMX y la Catedral Metropolitana.

En las colonias donde se solicita la cooperación de las Fuerzas Armadas y de la Policía Federal para atender los problemas de inseguridad, dominan La Unión y la Fuerza anti Unión, cuyos líderes, Roberto Fabián Miranda o Roberto Moyado Esparza “El Betito” y Sergio Flores Concha “El Tortas”, desencadenaron un baño de sangre con actos brutales e irracionales como el desmembramiento de cuerpos, a cuyas víctimas previamente secuestraron.

Incidencia delictiva

En el boletín estadístico de incidencia delictiva más reciente de la Procuraduría capitalina, correspondiente al mes de mayo de 2018, la dependencia precisó que tan sólo en ese mes, el Ministerio Público inició en Cuauhtémoc 3 mil 222 carpetas de investigación del fuero común, de las cuales 7.4 por ciento son por ilícitos de alto impacto y 92.6 por ciento de bajo impacto.

Sin embargo, en la tasa delictiva de la ciudad de México por cada 100 mil habitantes, la delegación Cuauhtémoc ocupa el primer lugar con 214.5 ilícitos de alto impacto, seguida de Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza, con 200.3 y 141.5 casos, respectivamente.